Plan de desarollo del Rector

El rector Enrique Graue Wiechers dio a conocer hoy el Plan de Desarrollo Institucional (PDI), que determinará, orientará y dará seguimiento a las acciones estratégicas para el periodo 2015-2019. Está estructurado en 17 programas prioritarios, 119 líneas de acción y 584 proyectos.

El documento destaca la mejora continua de la formación universitaria como una exigencia ineludible, donde se establece como prioridad enriquecerla, fortalecerla y acrecentar su calidad.

Es indispensable atender los campos emergentes del saber y las metodologías innovadoras de acceso y apropiación del conocimiento para incorporarlas a la formación e investigación. La evaluación, modificación y creación de planes y programas de estudio son primordiales para garantizar la calidad y pertinencia de la oferta educativa de la UNAM.

Tomar medidas para el apoyo a los alumnos que favorezcan su ingreso en todos los niveles educativos, su permanencia y la continuidad y conclusión satisfactoria de su instrucción universitaria, con la calidad y atención que distinguen a la Universidad, constituye una tarea indispensable.

También son esenciales las estrategias que se plantean para contribuir al desarrollo de la trayectoria del personal académico, a través de su actualización, regularización y evaluación con criterios congruentes, y el reconocimiento a su compromiso, este último fundamental para fortalecer los procesos de enseñanza y aprendizaje e impulsar la generación de nuevos saberes.

El desarrollo y capacitación del personal administrativo en áreas específicas para su desempeño en aspectos jurídicos, de comunicación, de servicios y de seguridad, así como la valoración justa de su función, son aspectos considerados para consolidar su labor en beneficio de la vida universitaria.

Dentro del PDI se especifica la necesidad de consolidar y diversificar las distintas modalidades educativas, no sólo para contribuir al enriquecimiento de la formación, sino para posibilitar el aprendizaje, la capacitación y la especialización a lo largo de la vida, son tareas cruciales que se concretan en proyectos de educación continua, abierta y a distancia.

Recursos tecnológicos a los procesos de enseñanza

Parte importante son los recursos tecnológicos, los cuales se incorporarán a los procesos de enseñanza, a la investigación de frontera y a la extensión, divulgación y difusión de la cultura en beneficio de la formación integral de los alumnos y de la sociedad en general. Su aprovechamiento para agilizar gestiones administrativas y su aplicación para la salvaguarda y seguridad de los universitarios, son una prioridad de atención inaplazable para la institución.

En el documento se puntualiza que es necesario generar conocimientos de vanguardia que permitan atender, de manera efectiva, las grandes problemáticas nacionales y globales, lo cual implica fortalecer e impulsar los estudios en todas sus vertientes, áreas y potencialidades. Éste también es un tema medular al que se brindará especial atención, lo mismo que a la innovación y al desarrollo, en congruencia con los requerimientos contemporáneos.

Otro asunto central es la formación integral de la comunidad universitaria, extendida a la sociedad en general a través de la actividad física, cultural y artística con valores pumas, encaminada tanto a la realización individual como a la preservación del tejido social.

El desarrollo humano, con pleno goce de igualdad de derechos y libertades fundamentales; la equidad de género; la diversidad; la dignidad personal y la pluralidad, son pilares del PDI para garantizar la formación y el ejercicio ciudadano en armonía y con respeto irrestricto a las diferencias.

El contexto actual del país exige instrumentar todas las medidas necesarias para preservar la seguridad de quienes integran esta comunidad, siendo la prevención, protección y salvaguarda de los universitarios prioridades asumidas por la institución.

Contribución de la UNAM al país

Acrecentar la participación de la Universidad en la vida nacional, así como su contribución a la atención de las prioridades del país es lo que se plantea para refrendar el liderazgo puma en la construcción de un México mejor.

La condición nacional que define a la UNAM, así como su interacción con otros países son asuntos fundamentales en una institución educativa del siglo XXI, para la cual la colaboración, la movilidad y el intercambio académicos son temas de primera importancia.

La sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente, la generación de recursos energéticos alternativos y el desarrollo de una cultura del consumo responsable son, entre otros, temas que aborda también el PDI con proyectos específicos.

Ocupan un sitio prioritario la planeación, evaluación y adecuación de la normatividad, así como la optimización de recursos presupuestales y la mejora de la infraestructura, para el desempeño eficaz de la administración universitaria.

El PDI constituye el instrumento mediante el cual la UNAM responde a la sociedad a la que se debe, retribuyéndola con los beneficios del conocimiento, la cultura y los valores universales.

La siguiente etapa consistirá en la asignación de cada programa estratégico, y de sus respectivos proyectos, a las entidades y dependencias responsables, las cuales establecerán las actividades, plazos, metas e indicadores para la ejecución de las iniciativas específicas.

Los programas estratégicos se enfocan en los asuntos fundamentales para el presente y devenir de la UNAM, en congruencia con los desafíos del siglo XXI, considerando al conocimiento como un bien común, el mayor de los capitales con que cuenta la humanidad para su desarrollo, y la clave para contribuir a la resolución de las prioridades nacionales, regionales y mundiales.

 

Última actualización: 12 octubre, 2016