“El amor en tiempos de crisis: Elección de pareja y conflicto sexual”

IMG_20190225_010659_638

Hace poco más de un siglo, Charles Darwin propuso el mecanismo de “selección sexual” para explicar la evolución de atributos extravagantes que usualmente portan los machos. Según Darwin, la competencia por parejas deriva en armas como la cornamenta del ciervo y la elección de pareja favorece ornamentos como la cola larga del pavorreal. Estos rasgos representan una desventaja en la supervivencia, pero promueven el acceso a parejas, brindando una ventaja reproductiva a los organismos que los portan.

Por varios años prevaleció la idea de que las parejas cooperaban en armonía, favoreciendo la supervivencia y reproducción de sus hijos. Sin embargo, en los años 70, Robert Trivers propuso que los sexos están en pugna porque las hembras no aumentan la cantidad de sus hijos positivamente con el número de apareamientos, y sería mejor aparearse con un macho en monogamia, que le ayude con el cuidado de las crías. No obstante, en machos, el número de apareamientos incrementa positivamente con su número de crías y por esto, deberían ser polígamos y reducir el cuidado paterno.

En los últimos años ha surgido evidencia que muestra que tanto hembras como machos han evolucionado finas estrategias que maximizan su éxito reproductivo, a menudo a expensas del éxito reproductivo de la pareja. En este café científico charlaremos acerca de estas estrategias a lo largo del reino animal, incluyendo por supuesto, nuestra especie. Revisaremos temas como la evolución de los celos, el divorcio, el cortejo y las distintas formas de competencia entre machos por el acceso a las hembras.

Participan: Jorge Contreras Garduño y Javier I. Borráz León, ENES Unidad Morelia, UNAM.

Moderadora: Ana Claudia Nepote

52637172_2312006248829623_6061208352359186432_n

 

Última actualización: 25 febrero, 2019